Autor Tema: Consejos para conducir moto con pasajero  (Leído 158 veces)

Desconectado Roberto_ cata

  • Moderador Local
  • Cuis Honorario
  • *****
  • Mensajes: 1297
  • no tiener planes fijos ni la intención de llegar
Consejos para conducir moto con pasajero
« : 19 de Julio del 2017, 20:48 »


Disfrutar de la moto en compañía supone un acto de responsabilidad para ambas partes y la conducción ha de adaptarse a estas circunstancias. Por un lado, el conductor ha de velar por la seguridad de su acompañante, y por otro, el pasajero conocer unas premisas de cómo ha de ser su comportamiento en la moto.

Conducir una moto con un adulto en el asiento de atrás varía sustancialmente la forma de conducir, ya que el peso y ubicación del copiloto en la misma, influye en el comportamiento de la moto. Además si es alguien nuevo para nosotros o sin experiencia, le debemos dar algunas indicaciones y ponernos de acuerdo en algunos aspectos.

Estos son algunas recomendaciones para el conductor y acompañante de la moto circulen seguros:

Cerciorarnos de que el pasajero lleva el equipo necesario para ir en la moto en ciudad y carretera: cazadora, guantes, casco…

Parece obvio, pero debemos comprobar que la moto es capaz de mover el peso extra que va a soportar.

Tener en cuenta que el peso afecta a la aceleración, a la conducción y sobre todo a la frenada.

Explicarle al pasajero cómo subirse y bajarse de la moto. Con el conductor subido en la moto y los pies apoyados en el suelo, el acompañante ha de poner un pie en el estribo y, una vez erguido, pasar la pierna por encima del asiento hasta el estribo del otro lado. Para bajarse repetir la maniobra a la inversa, recordando que se realiza por el lado izquierdo.

Indicarle al copiloto que se siente lo más pegado al conductor. De este modo se evitan desplazamientos y golpes en la espalda del conductor en las aceleraciones/ frenadas.

El pasajero debe agarrarse a los asideros de la moto y no en el cuerpo del conductor, ya que limitan la capacidad de maniobrar.

Cualquier movimiento del acompañante puede provocar una caía, así es que mejor que no se mueva del sillín.

En las curvas el copiloto debe seguir con su cuerpo al conductor.

Antes de arrancar, establecer un código de comunicación, como, por ejemplo, un golpecito, que indique cuidado o que se reduzca la velocidad para poder hablar.

Cuando nos detenemos en un semáforo, el pasajero ha de mantener los pies en los estribos.

El pasajero perfecto es aquel que casi no se siente y forma un solo conjunto con el conductor.



Enviado desde mi Moto G (5) mediante Tapatalk

El único verdadero viaje de descubrimiento consiste no en buscar nuevos paisajes, sino en mirar con nuevos ojos